Yo me encargo del diseño de logotipo…

Todavía son muchas empresas las que se ocupan de su propio diseño de logotipo. La idea de que cualquier diseño vale, o de que cualquier persona puede diseñar un logotipo, sigue estando presente. No se nos ocurriría pedirle a un carpintero que nos desatasque la bañera, o a un fontanero que nos monte una puerta.

Estamos hablando de un trabajo que debe de ser desempeñado por profesionales del diseño gráfico. A fin de cuentas, un logotipo es transmitir, es hacer llegar al cliente nuestra identidad. Un logotipo es más que un diseño bonito, es la seña de identidad de tu empresa. Un buen diseño de logotipo puede hacer que tu empresa sea atractiva o por el contrario, haga huir a tus clientes.

Claves para un buen diseño de logotipo

La importancia de un buen diseño de logotipo es que transmita a los clientes la esencia de tu marca. Sin ningún lugar a dudas, el logotipo tiene que transmitir tus valores, y corresponder con tu forma de trabajo. Puede transmitir hasta dónde quieres llegar, y la línea que quieres marcar. Puede transmitir profesionalidad, seriedad, agilidad, exclusividad, juventud… todo esto se transmite con distintos matices del logotipo.

Acorde con el público al que quieres enfocar tu empresa.

Para elegir un buen diseño de logotipo, debes de saber hacia quién quieres enfocar tu empresa. Quiénes son tus clientes potenciales, y qué tipo de diseño le va a hacer al cliente recordar tu marca, para así fidelizar con los mismos. Al mismo tiempo, debe de ser atractivo a nuevos clientes, que con un simple vistazo sepa que esa es la marca que quiere comprar, o contratar.

Es por ello, por lo que el tipo de fuente, las formas empleadas y los colores serán muy importantes para crear el mejor logotipo. Por ejemplo, líneas curvas transmiten agilidad, juventud, movilidad. Líneas rectas transmiten más seriedad. Todo esto es relativo al conjunto del diseño de un logotipo. La combinación de todo es lo que te hará destacar.

Si mezclas líneas curvas en imagotipo, y empleas colores apagados, con fuentes clásicas, no transmites lo mismo que si combinas curvas con colores vivos, con fuentes tipo handwriting, o tipo curva. Todo es un conjunto.

Alejarte de lo típico y habitual.

 

Cansado de ponerle a un fontanero una llave grifa, y a un taller mecánico un coche. Sal de lo habitual, rompe moldes. No todo tiene porqué seguir la línea que  marcan los demás. Es más, diseños de logotipo rompedores que sigan la línea de tu nicho, suelen ser más recordados por el cliente, y por lo tanto, más efectivos.

Si piensas en lo que representan los logotipos de las grandes compañías, muchos de ellos no corresponden a lo que realmente venden. Pero en cambio, te están diciendo cosas que son sin duda recordables. Amazon por ejemplo, tiene una sonrisa en su logotipo. Amazon vende productos que te causan satisfacción. Te venden productos que te traen alegría, felicidad.

No recargues el logotipo.

Es una de las cosas habituales en las que pensamos a la hora de hacer un diseño de logotipo. Querer meter miles de cosas en el logotipo. No es necesario. La simplicidad es la que hace que un cliente recuerde tu logotipo. En 5 segundos en los que tu cliente verá tu logotipo, no recordará detalles en el mismo. Tan sólo tendrá una visión general del mismo y en grupo. Si a los 10 segundos le preguntas sobre el logotipo, no te podrá dar muchos detalles sobre el mismo.

Por otra parte, los logotipos recargados son cada vez menos. El diseño de logotipos tiende cada vez más a la simplicidad. Con el paso de los años, hemos visto cómo por ejemplo Microsoft ha simplificado al máximo su logotipo para pasar de sus habituales ventanas en movimiento a los cuatro cuadros de colores.

Elegir los colores adecuados.

Es importante elegir los colores adecuados para nuestro diseño de logotipo. Son varias las variables que tenemos que tener en cuenta para ello. La idea de nuestra empresa y hacia qué clientes vamos a enfocar nuestro logotipo. Estas son las dos variables más importantes.

Por poner un ejemplo, si vendemos productos de lujo, emplearemos el negro y dorado, o plata en algunas ocasiones. Estamos definiendo la idea de nuestra empresa, y el cliente sabrá qué vendemos.

El azul es un color muy habitual en diseños, ya que transmite profesionalidad y confianza. Todas las empresas quieren transmitir eso. No todos los azules transmiten esa idea. Un azul cian te da más juventud, un azul más marino, estará enfocado a empresas más serias.

Todos los colores se pueden acompañar de distintas gamas de grises. Son colores neutros que siempre pueden acompañar bien a cualquier diseño.

Tu logo en varios formatos.

Nosotros te recomendamos que exijas tu logo en todos los formatos posibles. No sabes nunca cómo vas a tener que emplearlo, y es por ello por lo que un único logo no te sirve para todo lo que necesitas.

En primer lugar, el logo en png que vas a poder emplear habitualmente. Normalmente el formato 4:3 suele ser habitual.

En segundo lugar, necesitas un logo para formato cuadrado. Si tu logotipo no se adapta a un formato cuadrado, debes de tenerlo. Si vas a emplearlo en redes sociales, la mayoría de redes sociales tienen una foto de perfil cuadrada.

En tercer lugar, exige el isotipo aparte. Puedes emplearle como icono de tu empresa en cualquier tipo de diseño. Puede complementar perfectamente a tus diseños en redes sociales.

Por último, exige todos los mismos formatos para fondo oscuro.

El formato adecuado es png, con fondo transparente. Al mismo tiempo, estaría bien disponer del logo en vector, por si quieres imprimir en formatos mayores.

Logotipo, imagotipo, isotipo e isologo, diferencias.

Estas palabras son importantes para entender el resto del post. Podríamos haber hablado en este post con palabras técnicas, ya que en muchas ocasiones nos referimos al isologo, pero en realidad lo llamamos logotipo. Te definimos Logotipo, imagotipo, isotipo e isologo.

 

El logotipo es la representación gráfica que consta sólo del texto de la compañía. Ningún tipo de imagen o similar le acompaña. Ejemplos básicos, el logo de Canon o Walt Disney. No le acompaña ningún tipo de imagen o isotipo.

El isotipo es la parte icónica de la empresa. El icono que normalmente suele representar a la empresa. Ejemplo, la manzana de Apple, o la M de Mac Donalds.

El imagotipo es la unión del logotipo e isotipo. Se da el caso de distintas variantes en el mismo. Con el isotipo en la parte superior, a izquierda del logotipo, o derecha. Ejemplo, Jaguar o Lacoste. No entendemos la palabra Jaguar sin el Jaguar, ni Lacoste sin el cocodrilo.

Por último, el isologo es la unión de logo e isotipo, pero que tienen que ir combinados. Es decir, no funcionan el uno sin el otro. Se encuentran totalmente integrados. Ejemplo, Burguer King, StarBucks o BMW.

Huye de los generadores de logos.

Realmente es una buena opción, utilizar un generador de logos, o cualquier web similar. Pero piensa si realmente esos logos están hechos para tu empresa. Si ese logotipo transmite todo lo que tú quieres transmitir.

Ese mismo logotipo puede ser empleado por cualquier empresa de cualquier parte del mundo. Ese logotipo no está creado para tí, está hecho para alguien, sin importar quién.

Entramos en el tema de registro de marca. Si ese mismo logo, es registrado por otra empresa similar, puede ser que tenga problemas legales.

Resumiendo…

Te recomendamos que contrates a un diseñador profesional. Sabrá en todo momento cuáles son tus necesidades, y si conoce bien los valores de tu empresa, podrás conseguir un buen diseño de logotipo.

En Thira Estudio llevamos años diseñando logotipos personalizados para nuestros clientes. No dudes en contactar con nosotros para que te comentemos las distintas posibilidades.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This